Madmartigan Red Ale

¡¡Hoy es un gran día!! No hay mayor satisfacción que el trabajo bien hecho… ¡y este trabajo está muy bien hecho!

Cada vez que deschapo la primera cerveza de un lote tengo la misma sensación: una mezcla de ansiedad por la espera de un mes y medio y de nervios por si habrá merecido la pena el esfuerzo, el trabajo y esa espera.

Y como no podía ser de otra forma, estoy satisfecho. Muy satisfecho. Tenemos ante nosotros a la que hasta ahora es nuestra mejor creación: Madmartigan Red Ale.

Red Ale

Las Red Ale, o ales irlandesas (Irish Red), se engloban dentro de las Ale Británicas, y son menos amargas que las típicas Ales inglesas. Las Red Ale se caracterizan por una fuerte presencia de la malta, que aporta sabores tostados y acaramelados y con un toque a mantequilla y un afrutado suave. Son dulces al inicio y secas al final. Su color es rojizo, fruto del tostado de la cebada y la malta, y su graduación suele ser baja, entre 3,5% y 4,5%. En estos estilos británicos el lúpulo tiene menos protagonismo en el aroma y sabor.

Como su propio nombre indica, tiene su origen en Irlanda, aunque con influencias escocesas. Actualmente no son muy populares en Irlanda, ya que sobre todo se beben las cervezas Porter y Stout.  La marca comercial de Red Ale más conocida en España es Murphy’s, donde se aprecia ese sabor acaramelado.

La versión americana podemos encontrarla en las American Amber Ales, siendo más fuertes, oscuras y equilibradas que las Pale Ales Americanas. También se la conoce como West Coast Amber Ales o Red Ales americanas. La principal diferencia con la versión irlandesa está en el origen de los ingredientes. Por lo general, las versiones irlandesas son mucho más equilibradas en sabor, aroma y amargor, sin matices que destaquen unos sobre otros. Sin embargo, los lúpulos americanos suelen ganar protagonismo y aportar sabores y aromas más florales y afrutados. Este toque americanos es lo que he buscado en la Madmartigan Red Ale.

 

Estos son los ingredientes que he utilizado:

 

Maltas:
  • Como malta base, he empleado 4 kg de malta Pale Ale, de color claro y que proporciona un alto rendimiento.
  • 450 gramos de Caramel Pale, para dar cuerpo, un toque de dulzor y sabores acaramelados. Esta malta también ayuda a la formación y retención de espuma, además de equilibrar las cervezas con mucho lúpulo. Por sus características, es mejor no añadir más de un 15% sobre la carga total (he añadido un 8%).
  • Y 1 kg de malta Meladoinin. Es una malta alemana (Bamberg) muy aromática. Se puede utilizar en cualquier cerveza de color medio u oscuro y aporta ese color rojizo y la sequedad final tan característica de las Red Ale. No se recomienda añadir en una proporción mayor del 15-20% (en mi caso ha sido un 18%).

 

Lúpulos:

Me he decantado por un único lúpulo americano,  Cascade (8,2% A/A).

Como he dicho un poco más arriba, quería aportar a la cerveza un toque americano, que destacara ligeramente un aroma afrutado, pero sin que el sabor de la malta se viera ensombrecido por el lúpulo.

Por esta razón añadí un lúpulo de aroma de este estilo: gracias a la presencia de aceites esenciales, aporta toques cítricos como a pomelo o naranja, muy reconocibles en las Pale Ales de la costa Oeste americana.

 

Las cuotas de lúpulo fueron las siguientes:

1ª – 10 gramos de Cascade para darle un toque de amargor, pero muy ligero, ya que ni el estilo lo necesitaba, ni es la principal característica de este lúpulo.

2ª – 35 gramos de Cascade para aportar sabor, un ligero toque a cítricos pero sin menospreciar la malta.

3ª – 30 gramos de Cascade para aportar un aroma a cítricos.

4ª – Además, dry hopping con 8,75 gramos durante 3 días. No quise añadir más cantidad ni más tiempo por miedo a que aportara demasiado aroma.

 

Levadura:

He utilizado un sobre (11,5g) de levadura seca Safale S-04, una de las más habituales. Procede el Reino Unido y es segura y rápida, de las mejores para utilizar en casa.

 

Agua:

El agua del grifo de Madrid, tal cual, hervida el día anterior y reposada durante la noche.

 

Proceso de elaboración y resultados:

Tras una dura jornada de trabajo, obtuve una densidad inicial de 1038, que corrigiendo por temperatura se quedaba en 1042. La densidad final fue de 1008 (lo que la hace muy fácil de beber), y  por tanto el porcentaje de alcohol es del 4,5%.

La primera fermentación fue muy intensa al principio, pero no duro mucho, 5 días. Tras el trasvase, una 2ª fermentación de otros 9 días más, los 3 últimos con dry hopping.

El volumen final fue de 18 litros, ligeramente por debajo de lo esperado. Es uno de los puntos más desesperantes, ya que empiezas con un volumen inicial de 22-23 litros, y tras evaporaciones, pérdidas por trasvase, filtros, etc. ves como vas perdiendo litros y con ellos parte de tu trabajo y esfuerzo. Este es uno de los puntos a trabajar en los próximos lotes.

Antes de embotellar, añadimos 5 gramos de azúcar candy moreno por litro y dejamos madurar en botella durante mes y medio. La temperatura media de maduración era superior a la recomendada, pero en casa es lo que hay…

 

Cata de la Madmartigan Red Ale

Vamos con lo más importante de todo, la cata y nuestras impresiones de la cerveza. Sin duda, tiene aspectos a mejorar, pero a día de hoy la Madmartigan Red Ale es la mejor cerveza que hemos elaborado.

 

Madmartigan Red Ale

 

Tal y como buscábamos hemos conseguido una Red Ale con un estilo más americano. Es de sabor dulce al principio, seca al final y entre medias se aprecian de forma predominante esos sabores tostados y acaramelados, aunque con un toque muy suave a cítricos. En el aroma se equilibra el lúpulo y la malta, con unos toques cítricos pero sin llegar ni mucho menos a los niveles de una American Pale Ale. Quizás buscaba un nivel más de aroma a lúpulo, lo que buscaré en la próxima remesa.

La Madmartigan Red Ale es de color marrón rojizo gracias a las maltas, aunque de aspecto algo turbio al no estar filtrada. Una espuma muy ligera y persistente y buena carbonatación.

Madmartigan Red Ale

 

 

En resumen, una cerveza rica y fuerte de sabor, donde predomina el sabor acaramelado de las maltas, pero apreciándose el lúpulo, con toques cítricos en aroma y fácil de beber.

Dentro de las cervezas artesanas españolas, me recuerda a la Kadabra Red Ale, en la que destaque un delicioso y bien conseguido toque afrutado.

Hasta ahora, la Madmartigan Red Ale ha sido muy bien recibida por todos los que la han catado. Esperamos repetir éxito en próximas elaboraciones e ir perfeccionándonos.

¡Os iremos informando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *